Arte y procesos de reparación de víctimas del conflicto armado

por Manuela García Arango

El proyecto Arte y memoria en procesos de reparación de víctimas del conflicto armado busca realizar una propuesta desde el arte para aportar a los procesos de reparación de las víctimas del conflicto armado en Colombia, desde una contextualización del conflicto se plantean las secuelas de la guerra centradas en desplazamiento forzado, el desarraigo de la tierra y la pérdida de la identidad. Si bien el proceso de paz que recientemente se viene gestando en Colombia ha visibilizado a las víctimas del conflicto armado, los procesos de reparación se han construido mayormente desde una perspectiva económica restándole importancia a los procesos subjetivos enmarcados en el ámbito de lo sensible.

Ante esta situación en la que se evidencia una clara necesidad por parte de las comunidades y las víctimas por restablecer el tejido social perdido durante la guerra y los hechos violentos que afectaron sus cotidianidades, se plantea el arte como una herramienta que permita fortalecer los testimonios y generar una reparación simbólica que vincule los cuerpos marcados por la guerra.

El arte por lo tanto se propone como un factor importante para los procesos de reparación debido a su capacidad de agencia que desde la teoría de Alfred Gell plantea los objetos del arte como elementos cargados de potencial de transformación y por lo tanto como instrumentos sociales. Este potencial del arte como herramienta trasciende lo racional del hecho violento y da voz a los sentidos visibilizando las subjetividades del cuerpo que vivieron las consecuencias de la guerra.

Finalmente se le da lugar a la memoria como un factor necesario para la reconstrucción del tejido social de las comunidades que tras décadas de violencia han perdido sus tierras y por ende fragmentado su identidad De manera que el arte como el medio puede generar procesos de recuperación de memoria que permita un sano camino hacia la construcción de paz finalizando con la guerra que asedia a las minorías colombianas desde hace tanto tiempo atrás.

Si bien este trabajo hace parte de mi proyecto de vida y representa un aporte al contexto social al que pertenezco, el diplomado de Antropología del Arte fortaleció los elementos teóricos para pensar el arte como un factor transformador y cargado de agencia que puede aportar a los procesos de reparación de las víctimas del conflicto armado colombiano. Desde su teoría de la agencia en los objetos artísticos, Gell fortaleció el concepto de pensar el arte como un elemento con capacidades transformadoras del mundo social, pues más allá de la intención del artista, los objetos del arte adquieren la capacidad de generar impactos por sí mismos. Por otro lado, desde el análisis de los objetos y la fotografía se fortaleció el concepto que desde la imagen es posible construir memoria y con ello la posibilidad de reconstruir la verdad en contextos de violencia social y política para finalmente generar acciones encaminadas a la construcción de paz.

Estos conceptos y debates que fueron propuestos en el diplomado me llevaron a pensar el arte como una clara herramienta que pude pensar el arte como un elemento transformador, que genere impacto social desde una comunicación que se establece por medio de los sentidos. Por otro lado, me permitieron cuestionarme las formas de generar conocimiento, el valor de lo sensible, la construcción de memorias y el carácter subjetivo y constructivo de los objetos, fortaleciendo de manera teórica y metodológica el carácter social y transformador del arte.

Quizá te interese

Deja un Comentario

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si estás de acuerdo pulsa Aceptar Gracias