Umbral Camino

por Vanesa Plaza

Vanesa Plaza

 

#UMBRALCAMINO

Cuestionar es trascender: Umbral

 

Como una línea es un conjunto de puntos, un camino es una agrupación de umbrales.

 

El camino es un umbral, que cruzamos con pasos presentes.

 

Es a la vez pregunta y respuesta, incertidumbre, asombro y certeza.

 

Es un vórtice del tiempo, que nos mueve desde un pasado hacia un futuro o viceversa,

creando nuestro cuerpo-presente.

 

Un viaje de ida y vuelta a la idea de entendimiento,

a la sutil diferencia

entre sueño y razón,

entre mundo y cuerpo.

 

#PODERUMBRAL

La recuperación del propio poder en el umbral

Los umbrales son momentos para repensarnos, sentirnos, habitarnos y proyectarnos, hacia nosotros mismos y hacia los demás.

Un umbral es un arco en que, como en un espejo, nuestro cuerpo y mente se abre al propio reflejo. Es una oportunidad para conocerse y re-conocerse, pero a la vez para abrirse al flujo de un diálogo con el espacio, con los demás, los nos-otros, con el entramado de redes y relaciones que nos entreteje.

También hay que reconocer que esa polifonía dialógica no necesariamente nos obliga a una posición honesta, también puede aspirar a una simulación, a una represión, a un cambio no deseado, a una determinación limitante.

Un umbral es un momento de momentos, es una zona límite, una zona de transición, de, si se quiere, transformación o afirmación, que abre incluso la posibilidad a la petrificación, a la renuncia, a la entrega al espacio y al dominio común.

Un umbral tiene tanto la energía de la elección y la voluntad, como a la vez  la de la resistencia.

Aunque haya dolor, constreñimiento u obligación, es una elección.

 

 

Como dice el viejo adagio,el veneno está en la dosis”.

 

Reacciones y violencias del umbral

Del lado de la resistencia, el momento de cruzar un umbral es, de alguna manera, también una reacción. Es un mirarse-mirando, un dentro y afuera que guarda una cierta delicadeza pasiva, la cual, si es activa, es sutil y cuidadosa.

Hay personas y acciones que provocan la violencia de no respetar umbrales.

¿Te has fijado qué violento es cuando alguien entra a un espacio y no saluda? ¿O entra sin tocar a un espacio con puerta cerrada, o vociferando?

También hay vulneraciones y transgresiones de los umbrales cuando hay una violación, cuando la tortura es ejercida sobre alguien, sobre un cuerpo físico, energético, espiritual.

 

También en la segregación y la exclusión social hay una negación a otro del traspaso de un umbral, una apropiación ilegítima de umbrales que son colectivos, y deberían ser abiertos, compartidos.

 

Entonces los umbrales son espacios de respeto, de reflexión, donde somos uno y todos a la vez. De vulnerabilidad y voluntad. Sea acaso nuestro cuerpo un umbral, somos nosotros los humanos acaso umbrales de redes y percepciones, acciones y acciones.

 

Somos quizá espacio que se apodera de una consciencia.

Habitemos ese espacio, recuperemos ese poder.

 

 

#CUERPOUMBRAL

Cuerpo espíritu, cuerpo energía, cuerpo materia

Cada mañana, el cuerpo explora las texturas, cada mañana, la mente está clara y las ideas fluyen.

 

El tiempo no importa y todo está en su lugar.

 

Va llegando la vigilia, se asoma un umbral de sombra; la mente se oscurece, se nubla; el tiempo se confunde, se comprime.

 

Ya nada está claro, el reloj empieza a correr.

 

 

Volvemos a nuestro cuerpo umbral, donde transitamos del sueño a la vigilia, hacia la vida, hacia la muerte, a través de un tejido de pasiones, de dolor y de placer.

 

Nuestro cuerpo umbral, que nos lleva desde el vigor a la enfermedad y luego de vuelta a la efervescencia del festejo; a la incertidumbre o la plenitud de la calma.

 

 

 

Tu cuerpo: espíritu y vehículo de

 

CAMBIO

 

Un umbral para caminar hacia un nuevo espacio, con nuevos límites, nuevos horizontes y posibilidades. Abandonar los límites actuales y reforjarlos, remoldearlos, rehacerlos con tus manos, colores, huellas.

 

EVOLUCIÓN

 

Dar un paso más allá, aplicar conocimiento, compartirlo, generarlo y regenerarlo. Mutar, madurar, estar más presentes, ampliar la mirada, enfocar la voluntad y acostumbrarnos a ser acción colectiva y solidaria.

 

FLORECIMIENTO

 

Promover, facilitar y nutrir como la luz del sol, el fluir oportuno del agua y la firmeza de la tierra, el nacimiento de esos nuevos espacios, la dotación de nuevas simbologías y sentidos, los nuevos reflejos de la identidad de identidades que queremos ver en el espejo nuestras comunidades y territorios.

 

El futuro es un umbral que cruzamos con pasos presentes. No se espera, se construye, se camina. Es un curso de multiplicación de umbrales.

 

Articúlate, dialógate, aprópiate y agénciate, transfórmate en tu propio umbral.

 

Quizá te interese

Deja un Comentario

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si estás de acuerdo pulsa Aceptar Gracias