Poesía para el performance del Duelo

por Marcela Cuevas

El proyecto busca proponer diversas estrategias para la creación de poesía terapéutica que pueda devenir en varios momentos:

1.)poesía

2.)videoarte

3)performance

Esto como ejercicio catártico para trabajar y acompañar los duelos a partir de los siguiente entrecruces teóricos: DUELO, ETNOPOETICA, ESTADOS LIMINALES Y ARTE MULTIDISCIPLINARIO.

El proyecto concibe al duelo como un ritual de paso en estado liminal[1] el cual desencadena una serie de procesos en los cuales preferentemente se debe asumir, afrontar y trabajar una pérdida.

En este proyecto la pérdida se trabaja y explora a través de la documentación etnopoética[2] realizando una investigación autobiográfica para elegir palabras significativas que se convertirán en frases, después en poesías y finalmente en acciones con fines artísticos; ya que el arte también se encuentra en una zona liminal en donde pueden ocurrir procesos de mutación de una realidad específica.

Los estados liminales son sancionados socialmente por su ambigüedad y por la libertad y desautomatización que da en de los sujetos inmersos en ellos, el de encontrarse fuera del estatus de vida anterior, queriendo las convenciones sociales que retornen lo más pronto posible su funcionalidad para contribuir al proyecto biopolítico neoliberal de trabajo continuo.

Los objetivos del proyecto son asociar la etnopoética que podemos llamar liminal del duelo con la creación de un texto que documente poéticamente la emotividad, la historia, y el contexto de una pérdida específica, detectando palabras recurrentes, ilustrarlas por medio de metáforas, imágenes, acciones, o sonidos, unidos en una trama de significación estética.

El arte como herramienta terapéutica apuesta por no negar el dolor ni los diversos sentimientos en conflicto que evoca el duelo, busca en cambio visibilizarse por medio de la creatividad al creer que en el estado liminal del mismo hay una gran potencia de expresión que puede ser usada para su comprensión, transición y finalmente posicionamiento crítico ante la pérdida.

Poesía para performance del duelo busca generar una relación terapéutica en un contexto de dolor generando procesos en principio a partir de la escritura poética, siendo esta un texto abierto capaz de reinventarse todas las veces necesarias desde sí mismo, y desde la elaboración de una traducción estética ficcional de una Jerome Rothenberg: La etnopoética podría traducirse epistemológicamente como modalidad de producción poética a través del análisis cultural, siendo un intento de actualizar y complejizar nuestras representaciones del otro y la autopresentación. Es un modelo de investigación-creación. memoria afectiva, a una acción metafórica que la engloba y pueda ayudar a sublimarla. La poesía busca así ser ceremonia, entierro y música fúnebre abierta al diálogo y al enfrentamiento de su realidad en vez de tabú.

Se presenta a continuación un ejemplo de poesía creado a partir de este modelo.

Primer tratamiento poético a partir de la muerte de mi madre:

ABRAZO DE MAMÁ

Mi madre ha muerto,

me siento dentro del ritual de paso que representa su pérdida.

Tengo sus cenizas en el closet con su dentadura intacta.

La he guardado por algunos meses. No sé qué hacer con los restos,

ella está ahí de alguna manera,

tal vez no quiero dejarla ir del todo,

pienso en cómo volverla encontrar cuando el llanto me atrapa,

abro la puerta del closet

tomó la caja azul, la abro

separó su dentadura

pongo en un plato blanco las cenizas

las observo, las hago una montaña

la deshago,

pequeños monumentos efímeros aparecen, y se destruyen.

Te estoy abrazando mamá.

Parece no ser suficiente.

Pongo un poco de sus cenizas en mi rostro,

quiero impregnarme un poco mas de tu máscara identitaria.

Te estoy abrazando mamá

pongo sus dientes sobre los míos y sonrió.

Después de este primer poema se crea un segundo a partir de la figura de la pieza dorada

la cual representa la ausencia que se vive en el duelo, con una traducción al zapoteco del

istmo que es de donde proviene mi familia

 

La Pieza dorada

La pieza dorada con bordes relucientes, brillantes.

Puede ser pieza de museo dentro de su cúpula. Pequeña escultura, estructura inmortal,

La pieza dorada es lo que no está, la búsqueda constante de un trofeo amorfo,

El espacio que su ausencia deja debe cicatrizar, pero sus pulsaciones que hieren la piel a

veces no dejan que cierre el tejido que en vez de hacer costra se inflama y se infecta

La pieza dorada que fue alejada de mi.

Tindaa hruzaani’

Tindaa hruzaani’ ne xcuuchini’ hruzaani’

Hranda binni tindaa st í hra hriaapa ni

mabioosho ndanini stí ti guiebiaani’.

Huini tindaa ne qui hrati.

Tindaa hruzaani’ dunab é ni cayaadxa

guendaruyubi st í ti ni hráde.

Lu biquiishu ne ñe zu’ni lága ni

hruniná lánu’ ca béla ladi, nuu dxi

ne cadi bicueeza, cadi cayaca

naquiishu hra guchá hridxagui, hraca shi’roo.

Tindaa hruzaani’, l ábe cadi nuunebé ná.


[1] La liminalidad es un limbo en donde el sujeto que está en ella es liberado de la estructura y con ella de su estatus entrando en un communitas (Turner), para Van Gennep los ritos de paso que implican los estados liminales incluyen estos 3 pasos:

  • Separación: De la anterior situación de un individuo ante un grupo.
  • Margen: El estado del sujeto es ambiguo.
  • Agregación: El paso se ha consumado, el sujeto alcanza un nuevo estado.

[2] George E. Marcus menciona que la etnopoética es una posibilidad de vincular los diversos lenguajes del arte con la investigación etnográfica cualitativa, la cual contiene una dimensión semántica, pragmática y sintáctica en la cual hay una circulación de significados, objetos e identidades para conocer desde lo poético.

Quizá te interese

Deja un Comentario

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si estás de acuerdo pulsa Aceptar Gracias