Cosas de Casa: pequeñas historias del espacio doméstico

por Ángela María Reyes G

Cosas de Casa surge principalmente de la necesidad del diálogo, entendido como un acto cognitivo donde el otro y yo creamos una relación bilateral de emociones basadas en la memoria, algunos recuerdos específicos y la experiencia vivida de un espacio común: la casa, el entorno doméstico. Existe una apropiación de los espacios vividos y una activación de la mirada ante los recuerdos que se presentan aquí en calidad de colores, olores, texturas, recorridos mentales.

Apropiación y activación permiten elaborar una serie de dispositivos poéticos. La casa es, entonces, la agencia. Hay una intención, un proceso y una acción que devienen en respuestas individuales, e íntimas, frente a las piezas y su relación con lo vivido.

El proyecto se plantea como un ejercicio cartográfico que se narra desde la casa natal (mi casa). Este ejercicio es el principal objeto de estudio del proceso de investigación y el punto de partida desde donde sugiero levantar una serie de improntas basadas en experiencias vividas, recuerdos e historias contadas por familiares y personas cercanas a la narración personal básica.

Así mismo, desde mi condición de madre, de mujer artista y doméstica, advierto que el espacio que habito refleja una poética similar a la de mi casa natal, una vivienda que recuerdo esquivamente; identifico a cada uno de sus rincones y objetos como marcado por una historia. Los objetos dejan de ser dispositivos pasivos para convertirse en piezas poéticas. Como apunta Louise Bourgeois el espacio se transforma develando una serie de microcosmos casi teatrales que anidan una profunda emotividad.

Gastón Bachelard siempre ha sido un referente en mi trabajo. En su texto ‘La poética del espacio’ habla acerca de la casa natal. La denomina “nuestro primer universo”. Este universo empieza a viajar con nosotros y lo vamos cargando en cada uno de los espacios que vamos habitando. Es decir: cada espacio que hagamos propio lleva consigo rastros de esa primera casa, como un vientre, para sentirnos protegidos.

Los espacios poéticos, por lo general, logran en el espectador evocar y esculcar en sus emociones los más íntimos recuerdos. Es la experiencia de lo vivido lo que detona la escritura esencial.

Una de las obras que surgen dentro del recorrido es ‘For sale’ o ‘Se Vende’: una casa en madera de un metro cuadrado, pintada a mano; en su interior se puede leer el inventario detallado de la casa natal. Una serie de objetos y trayectos mentales se oyen a través de un formato sonoro haciendo del espectador, un   participante activo del espacio, y al cual, a manera de narración, dicha intimidad se le quiebra por ser expuesta de manera abierta y pública.

El texto que se lee y escucha es un inventario. Un ejercicio de escritura en espiral, atemporal e íntimo. A medida que avanza la lectura y el sonido el espectador deja de ser un elemento externo y se convierte en habitante de la casa. Las barreras de lo íntimo y lo público se quiebran. El espectador termina por revivir y recorrer su propia casa.

El inventario:

  • Una casa. Una casa que es espacio. Un espacio cuadrado. Un espacio cuadrado y geométrico. Una casa grande, casi central.
  • Una casa ligeramente fría, ligeramente sola. Una casa sola y geométrica.
  • Dos pisos. Uno y dos.
  • Primer piso.
  • Una puerta. Una puerta blanca. Una puerta blanca y un piso en baldosa. Una baldosa oscura. Una baldosa amarillenta. Fría.
  • Un piso frío que acaricia la planta de mis pies pequeños.
  • Una sala. Una sala mediana. Una sala con muebles. Una sala con muebles tapizados. Unos muebles con fundas. Unas fundas de colores marrón. Unas fundas marrones con figuras circulares. Unas fundas geométricas. Frías.
  • Cinco muebles.
  • Un sofá, tres sillas y un pequeño butacón.
  • Cinco muebles tapizados. Cinco muebles con fundas color marrón. Cinco muebles geométricos. Cuadrados.
  • Un escalón.
  • Un comedor. Un comedor redondo. Un comedor redondo y liso. Un comedor con vidrio.
  • Un comedor de cuatro puestos. Sólo somos tres. Un comedor de cuatro para tres.Un comedor que es casa. Un comedor que es escondite.
  • Un comedor que es refugio, redondo y frío.
  • Un comedor que es espacio y es casa. Un comedor casa.
  • Un corredor.
  • Un corredor que une a la cocina. Una cocina blanca. Una cocina con mesones. Una cocina con mesones en baldosa. Una cocina con baldosa blanca.
  • Una cocina fría.
  • Una vajilla. Una vajilla para cuatro. Una vajilla de cuatro para tres.
  • Una nevera.Una nevera rectangular. Una nevera rectangular y verde. Una nevera verde menta. Una nevera ochentera y clásica.
  • Una cocina, una nevera, unos cubiertos.
  • Unos cubiertos de metal.Unos cubiertos para cuatro.
  • Cucharas, cucharillas y trinches.
  • Unos cubiertos de metal.
  • Un agujero.
  • Un agujero en la pared. Un agujero blanco. Un agujero que une al segundo piso. Un agujero que es túnel. Un agujero que conecta.
  • La niña sube por el agujero hasta el segundo piso.
  • Una niña asustada. Una niña fría.
  • Una habitación.
  • Una habitación pequeña. Una habitación con una cama. Una cama sencilla. Una cama con tablas pequeñas.
  • Una mesita. Una cama y una mesita de madera.
  • Una señora que habita. Una habitación con una señora. Una señora silenciosa.
  • Junto a la sala unas escaleras.
  • Unas escaleras largas.
  • Una escalera café. Una escalera con tapete.
  • Una escalera que va al segundo piso.Un segundo piso interior. Un segundo piso exterior.En el segundo piso vive otra familia.
  • En el segundo piso exterior vive otra familia. Una niña y otra familia.
  • Unas escaleras. Unas escaleras internas.
  • Una habitación.
  • Una habitación grande. Una habitación grande con tapete.
  • Una cama doble. Una cama para dos. Una cama grande y doble.
  • Una cama rectangular. Una cama geométrica.Una cama pequeña. Una cama pequeña con barandines. Una cama de niña. Una cama y una niña. Una cama pequeña y una grande.
  • Una cama tibia. Una cama grande y tibia. Una  cama pequeña y fría.Un baño.
  • Un baño blanco. Un baño blanco y geométrico. Un baño de baldosas blancas.
  • Un baño de dos para tres.
  • El agua es tibia. El espacio es frio. La casa es fría. El agua es tibia.  El abrazo es tibio.
  • Un abrazo en una casa. Una casa grande. Una casa geométrica.
  • Una casa que es espacio.
  • Un espacio blanco. Un espacio frío y solitario. Una casa habitada por la memoria. Por los sonidos. Por los olores. Por las manchas de color en la pared.
  • Un espacio tibio. Un espacio casa. Una puerta. Una casa tibia.
  • Una casa espacio. Una casa hogar. Una simple casa.
  • Una Casa. Un espacio. Un espacio en blanco. Un espacio negro.
  • Una caja que es casa.
  • Una casa blanca. Un espacio blanco y geométrico.
  • Una caja blanca. Una caja geométrica. Una simple casa.
  • Una casa.
  • Que se vende…

Además de la casa aparecen también otros objetos con los que quise trabajar. Valiéndome del contexto en el que vivo, país, departamento, ciudad que habito, identifico ciertos elementos que constituyen una identidad. Duitama se encuentra en el departamento de Boyacá. El Boyacense por sí mismo, tarde o temprano, se entrega a las funciones del hogar y mantiene vivas algunas tradiciones relacionadas con la comida, el tejido, los revestimientos, entre otras. De esta mirada a lo local surgen unas piezas que hablan de su cualidad específica.

Junto al proceso de investigación y materialización del proyecto se creó una muestra llamada Cosas de Casa: Pequeñas Historias del Espacio Doméstico. Para dicha muestra se realizaron la casa, unas cucharillas en metal marcadas con frases populares de los hogares colombianos, unos “individuales” tejidos e intervenidos pictóricamente y unos módulos en forma de casas pequeñas con pinturas de papel tapiz de los años 80´s (elementos característicos de una época y un momento en el tiempo en los cuales habité).

La muestra se abrió a finales del año 2019 en el Instituto de Cultura de Duitama. Las piezas fueron expuestas a los espectadores y detonaron un dialogo constante con ellos. El espectador se reconoce y habita un espacio que no le pertenece pero que hace suyo en el momento mismo en que produce un recorrido sobre las piezas, bien sea desde lo textual, lo sensorial o lo biográfico.

Brevemente daré cuenta de los elementos constitutivos en cada una de las piezas.

“Individuales”, son objetos bordados en la técnica de crochet, técnica muy usada en esta tierra. Estas carpetas son intervenidas con imágenes autobiográficas en donde el propio cuerpo es un espacio doméstico.

 

“Look me- Read me- Eat me”, son una serie de cucharillas en metal grabadas a mano presentadas en unos módulos portables en madera. En las cucharillas se pueden leer frases populares o refranes típicos de Boyacá: “Cada tiesto con su arepa”, “Probando es como se guisa”, “La ropa sucia se lava en casa”, entre otras, que fueron seleccionadas entre cierta cantidad de frases escritas por mujeres y hombres cabeza de hogar.

 

 “Cielos Portables”, son 20 casas de 10×10 cm pintadas en acrílico, con patrones de papel tapiz de los años 80´s. Estos patrones fueron encontrados en casas habitadas durante la niñez y juventud.

 

En palabras de la artista Linda Phillips “se logra incorporar una serie de utensilios de manufactura industrial, pero de uso doméstico, que recuerdan de cierta manera las estrategias discursivas del artista francés Marcel Duchamp (1887-1968), en el sentido de que en estas piezas se genera una reconfiguración semántica que sufren los objetos”.[1]

El Artista y curador venezolano Néstor García, en un texto curatorial realizado acerca de esta exposición, realza la intención de la muestra advirtiendo que:

“El resultado se evidencia en la puesta en escena de una serie de obras ancladas en un tiempo contra-lineal donde convergen distintos dispositivos que juntos constituyen el relato (no ilustrativo) de sus casas que, como una matrioska rusa se superponen unas a otras como las distintas pieles de un cuerpo y que se mantienen tatuadas al alma como lo sugiere el gran Gastón Bachelard en La poética del espacio”.[2]


[1] Phillips, L., ‘Lo extraño y lo familiar’, Hojas de sala para ‘Cosas de casa: Hojas de sala para ‘Cosas de casa: pequeñas historias del espacio doméstico’, Exposición Instituto de Cultura y Bellas Artes – Duitama – 2019.

[2] GARCÍA, N., ‘¡Cada quien lo cuenta a su manera!’ – Hojas de sala para ‘Cosas de casa: pequeñas historias del espacio doméstico’, Exposición Instituto de Cultura y Bellas Artes – Duitama – 2019.

Quizá te interese

Deja un Comentario

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si estás de acuerdo pulsa Aceptar Gracias