Des-bordada

por Carolina Flores Hernández

DES-CU-BRIÉN-DO-ME
ENVOLTURAS DE MEMORIAS
Des-bordada.

 

Carolina Flores Hernández

 

“ella se desnuda en el paraíso de su memoria
Ella desconoce el feroz destino de sus visiones
Ella tiene miedo de no saber nombrar lo que no existe”
Alejandra Pizarnik

 

Reconocimiento:

El alma hilvana puntada a puntada con ternura y simpleza este cuerpo que la contiene. Un diálogo silencioso donde la memoria se hace presente.
Alma, cuerpo, memoria y a cada puntada un gesto que remienda, refuerza o deshace según el sentido.

Puntada-pensamiento.
Alma y cuerpo en un vínculo que se crea y recrea a cada puntada.

 

Y la memoria, hilos de diferentes colores y texturas.
Presencia ineludible.
Ondulante, irregular, oscilante…
Impertinente.
Señal provocadora, comunicante.

Ensueño

Todo se manifiesta, atravesada por los recuerdos, anhelos, infinidad de emociones.
Puntada persistente y transformadora.

Anhelos suspendidos en el vacío.

 

Lo ritual.

 

Plena presencia.
Alma y cuerpo en sintonía.
Con todo y con todos.

 

Regresando a mi cuerpo.

 

Habitarme.
Transitar desde y con una densidad compleja, diferente, imperfecta, corregida y doliente.
Trayectos, recorridos, cicatrices que mantienen viva la memoria de tantos desplazamientos, rechazos, exilios.
Excluida,
Ajena,
Liminal.

 

Herida.

Re-unirme
“veréis mi cuerpo actual saltar en pedazos y reunirse
Bajo diez mil aspectos notorios
Un nuevo cuerpo
Con el que no podréis
Olvidarme
Nunca jamás”
Antonín Artaud

Cada vez que me rearmo, estoy ante la posibilidad de pensarme distinta.

 

Una vez más…

 

Liminal.

Adentrándome en un espacio-tiempo liminal, infinito; para habitar lo indeterminado, dialogar con lo invisible, desdibujarme en mi propio y singular ritmo.

Maga.

 

Capas protectoras.

Todo se remueve y emerge lo inefable.

Alteridad.

Perspectivas.

El camino del autoconocimiento es infinito y a cada paso ampliamos la mirada, transformándonos y transformando nuestro entorno…

Una vuelta más.

Coherente y fiel a mí misma me dispongo a seguir deambulando, errante, desenfocada, perdida, confiada.
Lista para la próxima vuelta
Ahora…

DES-BORDADA.

Desbordada de amor
Desbordada de paz
Desbordada de gratitud
Desbordada de curiosidad
desbordada de asombro…
Desbordada, des-bordada, des-bor-da-da!!!

Simple, profundo…

Este proyecto surgió de los cuestionamientos, reflexiones y experiencias compartidas durante el diplomado.
Sin grandes pretensiones, llegó a ser muy profundo, liberador y detonador de nuevos proyectos como la idea de des-bordada que comienza hoy.

Quizá te interese

Deja un Comentario

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si estás de acuerdo pulsa Aceptar Gracias